Es fácil sentirte cómodo con tu rutina, conformarte con la previsibilidad y apegarte a lo que te gusta (y evitar lo que no te gusta). Crees saber lo que puedes controlar cada día y no te esfuerzas por algo más. Pero, cuándo fue la última vez que realmente te impusiste un reto o te preguntaste «¿qué tal si puedo hacer más?»

Este verano, te reto a hacer precisamente eso. Descubre lo que puedes lograr cuando te lo propones.

No importa cuáles sean tus metas, te prometo que cuando salgas de tu zona de confort, te irás a la cama sintiéndote mejor que el día anterior ¿No me crees? Te damos tres razones por las que agregar un pequeño reto a tu vida solo te traerá cosas buenas.

Vivirás la vida con más valentía y harás a un lado la expectativa de la perfección

Cuando estás por comenzar tu camino, puede ser intimidante dar el primer paso para lograr tus metas, y sentir temor de fracasar o hacer algo mal puede ser suficiente para paralizarte. Si te retas a hacer algo (no importa cuán grande o pequeño sea), curarás tu parálisis de perfección y te demostrarás que correr riesgos no es tan malo.

En cambio, te sentirás más enérgico, descubrirás nuevas habilidades y aprenderás por ti mismo que no hay nada que perder cuando estás trabajando para alcanzar tus metas.

Tendrás más confianza y más probabilidades de recibir nuevas oportunidades.

Naturalmente, mientras más te retes a alcanzar tus metas, más probabilidades tendrás de alcanzarlas. Al hacer esto una y otra vez, ganarás confianza en tu capacidad para tener éxito. Además, tus acciones te pondrán en un lugar común de personas que aspiran a lo mismo que tú: con la disposición de trabajar para hacer un cambio.

A medida que crezcas tu círculo de amistades y contactos y fortalezcas tu confianza, te sorprenderás gratamente al ver la facilidad con que se te presentan nuevas oportunidades.

Inspirarás a los que te rodean.

Si te retas a hacer lo que sea necesario, atraerás a una comunidad de personas que quieren hacer lo mismo que tú estás haciendo. Ellos verán tu arduo trabajo y se darán cuenta de que también pueden hacer un cambio.

¿Estás ya listo para aceptar un reto?