IsaFYI - Feedblitz

Please enter all required fields
Correct invalid entries

Recibe las últimas noticias y mantente conectado.

Please choose a color:

¡Olvídate de los entrenamientos en el gimnasio!

Transforma tu cuerpo: No se requiere la membresía de un gimnasio.

Quizás has escuchado este dicho: “Querer es poder”. Cuando se trata de hacer ejercicio, hay muchas maneras de hacerlo, y si se trata de transformaciones corporales, la tuya es alcanzable sin importar tus metas.

¿No tienes gimnasio? No hay problema.
¿No tienes el equipo? ¡Ya tienes algo!
¿No tienes un compañero con quien compartir responsabilidades? Únete al Reto IsaBody® y seguro lo encontrarás.

El tiempo es oro, y las situaciones estresantes del trabajo, la familia y la vida cotidiana a menudo hacen que entrenarte sea tu última prioridad. Mantén tus metas siempre en primer lugar y usa estos consejos para hacer ejercicio con o sin gimnasio que te ayudarán a mantenerte en el camino correcto.

Yovanka, Finalista del Reto IsaBody® 2016 lo logró, ¡y tú también puedes!

Levántate a ti mismo (literalmente hablando)

Los beneficios del entrenamiento de resistencia son numerosos, y si no tienes acceso a pesas o máquinas, puedes usar la “máquina” más sofisticada del planeta: tu mismo.
Usar el peso de tu cuerpo para aumentar tu fuerza y acondicionamiento es gratis, y hay muchas opciones de ejercicios versátiles que puedes hacer prácticamente en cualquier lugar. Prueba algunos de estos ejercicios para aumentar tamaño (y resistencia):

Puedes convertir todos estos ejercicios en un “circuito” haciendo un set de cada ejercicio sin parar hasta completar la serie de cada uno, lo que equivale a un circuito. Haz tantos circuitos de estos ejercicios como puedas (tomando un descanso entre cada serie) durante 15, 20 o incluso 30 minutos.

Escudriña tu despensa

Esas grandes latas de frijoles, sopa y bolsas de arroz no son solo para cocinar. Si no tienes acceso a mancuernas o máquinas, los alimentos enlatados de tu despensa son buenos sustitutos.
¿Quiere usar más peso? Une las latas con cinta adhesiva. O compra una botella de agua de un galón (o dos). Puedes incluso llenar un par de bolsas con arena que puedes comprar en una tienda local de mejoras para el hogar o ferretería. (Un par de tamaños diferentes pueden ser un desafío para tus músculos y agregarle variedad a un entrenamiento).

También puedes buscar fuera de la cocina. Las almohadas, sillas, toallas, y otros artículos para el hogar pueden ayudar a reestructurar tu rutina para que apoyes el peso de tu cuerpo y agregues movimientos no tradicionales para ejercitar otros músculos, especialmente tu sección media – y para mejorar tu equilibrio.

Despeja tu neblina de la mañana

Si despertarte con una alarma a las 5 a.m. (o más de madrugada) no te parece ideal para comenzar el día, no te preocupes. Si bien acarrea muchos beneficios realizar los entrenamientos en la madrugada (antes de ir al trabajo o la escuela), hacerlos incluso más avanzada la mañana (pero antes de desayunar) puede ser más práctico para tu apretada agenda.

¿Aún así, no puedes encontrar tiempo para abrir campo a un entrenamiento temprano por la mañana? Sube las escaleras, estaciona tu coche más lejos de tu destino, o llévate algo para almorzar de tu casa y usa parte del tiempo para el almuerzo haciendo una caminata rápida.

El ejercicio puede ser un factor clave para perder y mantener el peso, y siempre debes consultar a tu médico antes de empezar un nuevo programa de ejercicios. Cómete una Barra o tómate un Batido IsaLean™ después de ejercitarte para ayudar a complementar tu nutrición. La deliciosa combinación de proteína, grasas buenas y carbohidratos es esencial para calmar el hambre y, a la vez, darle a tu cuerpo la energía y la nutrición que necesita a lo largo del día.

Para ver más consejos e información de ejercicios que te ayudan a alcanzar tus metas, visita SaludIsagenix.net. Y comienza también a transformar tu salud y estado físico con el Reto IsaBody.

2018-02-01T10:11:34+00:00 Febrero 1st, 2018|Inicio, Reto IsaBody|