Despiertas. Alimentas al bebé. Revisas el pañal del bebé. Consigues que el bebé se duerma. Vuelves a colocar al bebé en la cuna (sales sin hacer ruido porque NO HAY QUE DESPERTAR AL BEBÉ). Vas al baño. Tomas un poco de agua. Te acuestas par dormir un poco. El bebé se despierta. Todo vuelve comenzar…

Si eres una nueva mamá o conoces a alguien que lo es, entonces esto probablemente te suene familiar. La vida con un nuevo bebé es gratificante y agotadora a la vez, y aunque se vuelve más fácil (lo juro solemnemente por mis cinco hijos), puede ser difícil para las mamás hacer malabarismos con el cuidado de un pequeño y al mismo tiempo tratar de mantener una nutrición adecuada.

Un kit de alegría para todas las mamás

Mamás, pongamos las cosas en perspectiva.

 

Su maravilloso cuerpo creció y le dio vida a un hermoso y pequeño humano: Fabuloso. ¿No les parece increíble? Teniendo esto en cuenta, es imperativo que mantengamos la misma armonía y paciencia con nuestros cuerpos después tener al bebé, como lo hicimos durante el embarazo. Ahora no solo debes centrarte en el bebé, sino también en tu salud después de experimentar uno de los momentos más milagrosos de la vida

¿Cómo? La respuesta es simple: ayuda adecuada y nutrición.

Si eres una madre lactante*, una madre que alimenta su bebé con fórmula o ambas, todas las madres deben comer una dieta saludable y bien balanceada durante esta transición del embarazo al posparto.

Pero es probable que estés tan cansada o atareada que olvides la comida. Es esencial que planifiques una comida simple y nutritiva que incluya una variedad de opciones de todos los grupos de alimentos recomendados.

Presentamos otro Kit para las Nuevas Mamás

Productos como los que vienen en Kit para las Nuevas Mamás proporcionan una nutrición práctica que puede adaptarse a tus retos

La mayoría de las nuevas mamás se preocupan por los productos que pueden disfrutar. Este kit cuidadosamente seleccionado permite a las nuevas mamás dedicar más tiempo a lo que más importa: su pequeño.

El Kit para las Nuevas Mamás incluye:

Si eres nueva mamá, nutrir tu cuerpo es fundamental, especialmente si has elegido amamantar a tu bebé. La mayoría de las mujeres necesitarán calorías adicionales para favorecer la producción de leche. Estos son algunos consejos que pueden ayudarte en el proceso si estás lactando*:

o            Agrega cosas como mantequillas de nueces, avena o aceite de coco a tus Batidos IsaLean.

o            Aliméntate con comidas adicionales o bocadillos durante el día.

o            Disfruta la mitad de una Barra IsaLean como una excelente opción de bocadillo que puedes llevar a donde vayas.

o            Mezcla AMPED Hydrate con tu Batido IsaLean para disfrutar un nuevo sabor.

 

Si estás buscando más ideas para comidas y bocadillos nutritivos, ¡visita IsagenixRecipeGuide.com!

 

Crea una rutina

Lo sé, lo sé … probablemente estés leyendo esto y pensando: «¡¿Ella habla en serio ?! ¿Cómo puedo crear una rutina cuando este(estos) pequeño(s) consume todo mi tiempo?»

¡Escúchame! No estoy hablando de crear un itinerario para cada día; empieza de a poco y trabaja hacia metas más grandes. Por ejemplo, ponte una pequeña meta al día como:

– Beber abundante agua.

– Dar un paseo por tu vecindario.

– Sacar unos pocos minutos cada día para estirarte.

– Obtener un poco de vitamina D disfrutando el aire fresco y el sol.

Una vez que hayas dominado tus pequeñas y sencillas metas, avanza otros pequeños pasos (sin intención de hacer un juego de palabras) para ponerte más metas y gradualmente establece una rutina que sea perfecta para tu horario y tenga siempre en cuenta tanto a ti como a tu pequeño.

Agrega un poco de ejercicio

Si bien la nutrición juega un papel integral para las nuevas mamás, el ejercicio es igual de importante. La incorporación de la actividad física en tu plan nutricional puede tener un impacto positivo en la curación y convalescencia del posparto. Planea paseos a un ritmo constante con el bebé para centrarte solo en TI y el BEBÉ.

Y de una madre a otra, ¡asegúrate de disfrutar cada momento porque esta etapa de la vida es indudablemente especial! Pasa incluso antes de que te des cuenta (confía en mí, lo sé, *voy a llorar*)

¡Les deseo a todas un camino saludable y feliz!

*Si estás lactando, consulta con tu proveedor de atención médica antes intentar perder peso, usar cualquier producto o modificar tu dieta después del embarazo y asegúrate de que tu proveedor de atención médica esté monitoreando tu progreso. Los productos de este kit no están diseñados para las necesidades nutricionales de las mujeres lactantes, pero generalmente pueden incorporarse a la dieta de una mujer lactante con la aprobación de su proveedor de atención médica. Muchos de los productos de este kit están diseñados para controlar las calorías y reemplazar las comidas, estos productos no deben usarse como sustitutos de comidas o para perder peso durante la lactancia.

†Esta declaración no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.