Todos los niños de Norteamérica esperan el Día de llevar a nuestras hijas e hijos al trabajo, y creemos que también lo hacen los padres. Es un día lleno de (algo de ) trabajo, (algo de ) juego y (en su mayoría) lecciones aprendidas, como padres enseñándoles a sus hijos la importancia de encontrar una profesión que les apasione

¿Te interesa saber cómo comenzó esta festividad y cómo afectó a las mujeres en su ámbito laboral? ¡Sigue leyendo!

Historia de la festividad

Antes de 2003, esta festividad nacional no oficial se conmemoraba como el Día de llevar a nuestras hijas al trabajo. Y si bien desde entonces es más aceptable socialmente incluir a nuestros hijos varones (como debería ser), también reconocemos el impacto que las mujeres, y específicamente las hijas, han tenido en esta festividad desde que fue creada por Gloria Steinem en 1993.

Steinem, una pionera de los derechos de las mujeres, allanó el camino para las mujeres de todo el mundo cuando ayudó a crear la Fundación para las Mujeres. Desde entonces, su trabajo revolucionario ha dado a las mujeres enormes oportunidades para marcar una diferencia en el ámbito laboral. La forma en que trabajan las mujeres está cambiando, y cada vez más mujeres se sienten capacitadas para iniciar y dirigir sus propios negocios, incluidos aquellos en la industria de la salud y el bienestar.

 

Encontrando el equilibrio

Las compañías están haciendo más fácil que nunca que las madres lleven a cabo ese acto de malabarismo que es combinar el emprendimiento y la maternidad.

La investigación está demostrando que el futuro es femenino, demostrando que la festividad anteriormente conocida como Día de llevar a nuestras hijas al trabajo tiene impactos duraderos. Un informe publicado por Kauffman Index señala también que las mujeres de edades entre los veinte y treinta y cuatro años con hijos recién nacidos a menudo consideran convertirse al mismo tiempo en empresarias.

Cuando el trajín se convierte en tu felicidad

Las mamás han redefinido lo que significa trabajar realizando el trabajo desde su casa y generando un ingreso. Se han alineado estratégicamente con modelos de negocios que favorecen sus metas empresariales, en lugar de obstaculizarlas.

Oportunidades como estas ofrecen:

 

  • Horarios flexibles.
  • Potencial de crecimiento ilimitado.
  • La oportunidad de construir seguridad financiera.
  • La capacidad de trabajar desde cualquier lugar.

 

Y ¡mucho más!

Así que, mamá, si has estado pensando en comenzar tu propio negocio y convertirte en tu propio jefe, estamos aquí para decirte que persigas esos sueños. Sigamos difundiendo mensajes de empoderamiento, motivación y positividad a nuestras hijas.