Ya sea que estés en vacaciones de verano o atrapado en el trabajo, hay algo en el sol caluroso y el aire cálido que se respira como libertad: la libertad de dejar las responsabilidades a un lado y programar tus fines de semana de verano con fiestas en la piscina, vacaciones en la playa y tiempo bien aprovechado con la familia y los amigos

Aunque me encanta este descanso de las listas de cosas por hacer y de tareas pendientes, algo de lo que no estoy dispuesto a tomarme un descanso es el compromiso que tengo con mis metas de salud y bienestar. Por desgracia, a veces esto puede ser desafiante si estás rodeado de amigos y bocadillos junto a la piscina, pero tengo algunos consejos que te ayudarán a lograrlo.

 

Come alimentos frescos

Las frutas frescas son algunos de los mejores bocadillos bajos en calorías que existen, y el verano es el momento perfecto para aprovechar. Visita la sección de frutas y verduras de tu tienda de comestibles o el mercado local de agricultores y verás la abundancia de frutas frescas y maduras de esta época del año.

Si mantienes tu refrigerador bien surtido con frutas, siempre tendrás un bocadillo naturalmente dulce a tu alcance. Además, ¡la fruta es una excelente comida que puedes llevar a cualquier evento de verano!

Algunas de mis frutas favoritas, todas con 100 calorías o menos por porción de una taza, incluyen arándanos, uvas congeladas, cerezas, mangos y sandía. Los tomates uva (¡técnicamente una fruta!) son otra opción deliciosa y se pueden convertir en innumerables recetas de pico de gallo o de salsas.

Prepáralo en casa

Cuando hay más de 80 grados afuera y el sudor gotea por tu cara, es una hazaña considerable rechazar el helado. Sin embargo, PUEDES lograrlo con éxito, siempre y cuando tengas una alternativa más saludable a tu alcance.

Como estoy seguro de que lo has escuchado antes, preparar delicias en casa es una excelente manera de disfrutar de tus favoritos y a la vez controlar sus ingredientes, lo que será una versión más saludable con la que podrás sentirte bien.

Para este verano, prueba estas delicias caseras:

  • Paletas. Hacer paletas en casa es súper fácil. Simplemente elige tu bebida favorita (como AMPED™ Hydrate), sírvela en un molde de paletas, congélala toda la noche y ¡disfruta!
  • Helado. Hay un montón de recetas alternativas de «buenos helados» si haces una simple búsqueda en Google, pero mi favorito personal es el delicioso helado de Hydrate de naranja*.
  • Granizado de café. Para quienes no les gusta tanto el dulce, pero que aún desean una bebida refrescante y helada, prueba congelar tu café durante la noche en un molde para cubitos de hielo. A partir de ahí, tus posibilidades son infinitas: cómete un solo cubo, pon algunos cubos en un vaso de leche o mézclalos con tu Batido IsaLean®.

Piénsalo un poco

Cuando te dirijas a los bocadillos, detente y piensa en por qué realmente estás agarrando algo para comer. ¿Es porque tienes hambre, porque estás aburrido o sediento (una causa probable con el calor del verano), o porque tus amigos están merendando justo delante de ti?

Este consejo puede ser aburrido, pero es ¡importante! Trata de ser consciente de por qué estás comiendo bocadillos, y date gusto solo cuando estés realmente hambriento.

¿Crees que estás listo para tomar un poco de sol de verano y comer bocadillos de forma inteligente? ¡Yo sí!

*Disponible sólo en Inglés